Categorías: EcommerceOdoo ERP

Odoo D2C : solución escalable para empresas de fabricación

En una de estas tardes de julio, conversaba con mis compañeros de trabajo sobre el futuro del ecommerce.

Fue otra de esas discusiones casi tan acaloradas como el propio verano, llena de teorías y análisis de números para intentar predecir hacia dónde vamos. Y cada especialista siempre tiene su propia visión desde su campo.

Pero fue con la magia de una cerveza bien fría cuando todos entramos en resonancia para aterrizar en un tema pocas veces contado pero de gran impacto: cómo en el escenario actual cada vez más fabricantes han decidido vender directamente al consumidor final, saltándose las cadenas tradicionales de suministro.

Y como suele suceder en estos debates, fue tanta la información interesante que cada cual aportó, que decidimos compartirla con nuestra audiencia, así como una solución potente con Odoo ERP que puede ser potencialmente útil para muchos de nuestros lectores.

En este artículo: En los últimos años se ha visto una tendencia acelerada en el modelo de venta D2C o Direct to Customer, en donde los fabricantes venden directamente al consumidor final. ¿Qué datos reflejan esta realidad? ¿Cómo las empresas de fabricación pueden pasarse a este modelo y qué herramientas necesitan? ¿Cómo montar un D2C con Odoo?

¿Qué es el D2C y qué está pasando?

Un D2C o Direct to Customer, es un modelo de venta en el cual los fabricantes envían sus productos directamente al consumidor final, sin intermediarios.

Esto implica que desaparecen los actores habituales de las cadenas de suministro, como son los distribuidores, minoristas, mayoristas e independientes.

El consumidor final puede ser interpretado también como la empresa final, que en este caso estaría interactuando con el fabricante.

Si bien no es un modelo nuevo, los cambios acontecidos en los últimos años han modificado completamente el panorama. Lo comentamos ya un par de veces – en 2020 y también en 2021- en nuestro artículo ya habitual sobre tendencias ecommerce.

Los cambios en los patrones de consumo, la digitalización acelerada y el encarecimiento de ciertos procesos logísticos agitaron un sector que de por sí ya estaba en ebullición. La guerra en Ucrania no hizo más que profundizar las dificultades en muchos de estos ámbitos, especialmente el último.

Muchos fabricantes, en un intento de abaratar costes y volverse más competitivos, comenzaron a considerar la venta directa al consumidor final.

Estadísticas D2C, cifras que nos ponen a pensar

Durante nuestro debate, hubo quienes se mostraron escépticos en cuanto a la importancia del asunto. Después de todo, ¿Qué tan urgente sería para fabricantes y retailers, entender esta nueva necesidad y tomar acciones? ¿Por qué intentar competir en un sector en el que los B2C especialmente, ya tienen sobrada experiencia y control?

Aquí los chicos de marketing de Octupus llegaron con los números. Y es que cuando hay que hablar de hechos que pueden quedar en el terreno de lo incierto, cuantificar las cosas despeja las dudas.

En un estudio de 2020 de Difussion, que tuvo lugar en los Estados Unidos, se revelan cifras que hay que mirar con atención y contextualizar.

Hasta un 40% de los americanos encuestados, admitió haber hecho una compra en un D2C, en el 2019, y un 60%  dijo planear alguna compra a través de un D2C en los próximos cinco años.

Con este salto en el comportamiento de los consumidores, los retailers tradicionales necesitan ponerse a pensar, especialmente algunos sectores. Y es que no todos son afectados por igual.

Según el estudio, el sector más afectado ha sido el de productos de belleza, bienestar y cuidado personal, con una tasa de abandono de hasta el 35%.

Esto significa que más de un tercio de las compras que se hacían en este sector, se habían desplazado al D2C.

Sectores más afectados por abandono de usuarios de B2C que pasan a comprar directamente a fabricantes

%

Belleza, bienestar y cuidado personal

%

Sector textil

%

Tecnología y gadgets

%

Bolsos y accesorios

%

Muebles y productos para el hogar

Fuente: diffussionpr.com

Pero otros sectores también se vieron profundamente afectados, con el sector textil en un 34%, Tecnología y gadgets en un 26%, bolsos y accesorios en un 21% y muebles y productos para el hogar en un 20%.

Con los acontecimientos en desarrollo en la actualidad y las afectaciones en las cadenas de suministro, los D2C también han sufrido los inconvenientes reflejados especialmente en demoras en las entregas de sus productos al consumidor final.

Aunque algunos reportes mencionan una ligera baja en las expectativas de los clientes en relación a estas marcas durante períodos puntuales de crisis o problemas logísticos, la tendencia al alza parece continuar.

De hecho, el mismo estudio en 2022 reveló que 6 de cada 10 americanos compró a una marca D2C en 2021, un incremento de un 20% en relación al mismo estudio en 2020.

Ventajas de un D2C

Vamos a hablar de lo bueno primero. Hay dos puntos de vista para referirse a las ventajas, porque salen ganando tanto consumidores como las propias marcas.

Ventajas de la compra en D2C para los consumidores.

  • Menor precio, en comparación con los intermediarios, que suelen añadir como es lógico un margen comercial que termina aumentando el precio al usuario final.
  • Devoluciones más fáciles: en muchos casos, devolver o reponer los productos directamente con el fabricante resultará mucho más simple y rápido.
  • Soporte especializado: para algunos sectores, los fabricantes pueden dar un mejor soporte sus productos, incluyendo servicio de atención al cliente, garantías, partes y piezas así como la resolución de dudas puntuales o de carácter profesional.
  • Diseños de productos personalizados: muchos fabricantes tienen la capacidad de producir determinados productos que cumplen mejor con las expectativas de ciertos clientes.
  • Ecommerce de suscripción: para algunos productos de consumo, los fabricantes están en mejores condiciones de enviar a los consumidores los productos con cierta frecuencia previamente pactada, de manera automática. Por ejemplo, imaginemos un pack de cosmética que se envía automáticamente al cliente de manera trimestral.

Y que ganan las empresas? Aquí hay bastante tela por donde cortar, especialmente en estos tiempos donde la privacidad y los datos son los activos digitales más importantes.

Con el antecedente de marcas como Apple modificando el panorama de la privacidad, Google con su intención de eliminar las cookies y todo el asunto de la RGPD, los datos de primera mano que tengan las empresas son de vital importancia.

¿Qué pasa con los fabricantes? Pues muchas veces los datos los tienen los intermediarios, salvo algún acuerdo de cesión de los mismos, previamente notificado a los usuarios. Les queda claro que importante puede ser esto, cierto? Y antes de otra cerveza, vamos a resumirlas.

Ventajas de un D2C para las marcas:

  • Beneficios mayores: al eliminar intermediarios, se puede ofrecer un precio menor y a la vez competitivo que reporta mejores ganancias.
  • Control total sobre el proceso logístico: si se hace bien, el cliente final puede percibir tiempos de entrega incluso menores en comparación con el retail, a la misma vez que la empresa disminuye sus costes logísticos.
  • Datos de primera mano: la empresa conoce las necesidades precisas, establece una comunicación directa con el cliente y puede manejar de manera más precisa toda la información.
  • Mejor control de la producción: con un conocimiento más preciso de la demanda y los requerimientos de los clientes, la producción se ajusta y se hace más eficiente.
  • Personalización de las ventas: una comunicación directa con los clientes permite ofrecerles o fabricar lo que están esperando recibir. Además, se pueden hacer fichas de productos más completas, con toda la información de primera mano que deseamos que nuestros clientes consuman.
  • Marketing para la marca: es una oportunidad de comunicar el lenguaje de la marca, atraer nuevos compradores y crear nuevos vínculos con los clientes, sin intermediarios, potenciando el posicionamiento de la marca.
  • Combinar experiencias físicas y digitales: las marcas pueden estar dondequiera que esté el cliente, ofreciendo una experiencia coherente tanto en tiendas físicas como online.

Ejemplos de empresas D2C

Como parte de sus estrategias D2C, algunas marcas reconocidas han utilizado el D2C para vender determinados productos a la vez que mantienen otra parte de su catálogo en los canales tradicionales.

Como veremos a continuación, en todos los casos se trata de ciertos productos diseñados específicamente para un público selecto.

Nike

Nike ha estado trabajando fuertemente en sus estrategias D2C desde hace años. Para ello se han propuesto una mejora continua de su web nike.com, ofreciendo opciones de personalización avanzadas para los usuarios finales, así como en su web NikePlus Membership, la cual permite el acceso por adelantado a nuevos lanzamientos.

La estrategia ha sido tan buena que según eMarketer los ingresos por concepto de D2C representaron la tercera parte del total de las ventas de la empresa en 2020. Incluso desde 2019, Nike dejó de vender sus productos en Amazon.

Nestlé

Algunas de las incursiones de Nestlé en el D2C ya son conocidas, como es el caso de Nespresso y Tails.com.

Recientemente se le suman la adquisición de Mindful Chef, un servicio de comida saludable en el Reino Unido dirigido especialmente a la entrega de ciertos tipos de alimentos para las cenas en el hogar y de Freshly, similar al anterior pero en EE.UU

Sonos

Durante el COVID, Sonos vio una caída notable de sus ventas especialmente en el canal Amazon. Gracias a su estrategia D2C -en la que ya había estado trabajando- pudo mejorar sus ventas creando experiencias nuevas con sus sistemas de sonido , combinándo su adquisición con suscripciones a populares servicios de streaming como Disney Plus y un servicio de contenidos selectos de la radio.

Guillete

Esta marca enfrentó una fuerte competencia en el propio sector D2C, por lo que decidió apostar por experiencias personalizadas en su web.

Entre las acciones encaminadas a ofrecer estos servicios y productos exclusivos, Guillete lanzó un servicio especial de suscripción con tips y consejos de especialistas y expertos en el sector, un potente sistema de recompensas e incluso regalos como kits de viajes, cuchillas de repuesto y envios completamente gratis.

Otras marcas

Entre otras marcas conocidas están Coca-Cola, Pepsico, L’Oreal, Levis, y Kelloggs

En todos los casos, estas empresas han creado productos o servicios exclusivos para determinadas necesidades del mercado y han triunfado en sus estrategias.

¿Quieres montar un D2C? Lee esto primero:

Y cuando estábamos entusiasmados con todos esos puntos positivos, parecía casi inexplicable el por qué hay tantos fabricantes que no han dado el salto a esta modalidad.

Enseguida uno de nuestros Proyect Manager, especialista en Consultoría para ecommerce, comenzaba a poner los puntos sobre las íes:

“Sin la tecnología y un correo mapeo de los nuevos procesos que se requieren, es imposible dar este salto, que lleva además una cultura empresarial completamente renovada”

Nos quedamos en silencio por un momento, procesando la información. Y es que después de implementar Odoo ERP en varios ecommerce en los últimos años, las similitudes son muchísimas. Se trata de empresas que van a comenzar a vender online sus productos al consumidor final, muchas de ellas por primera vez en digital.

Uno de los principales problemas que identificamos son los conflictos o rozamientos que se pueden originar con el retail y otros canales de distribución.

Sï, migrar un B2B de fabricación hacia un D2C no es un camino lineal.

Un cambio drástico en el PVP u otras políticas comerciales pudieran afectar a estos canales tradicionales, los cuales inmediatamente dejarían de dar apoyo a la marca, afectando la visibilidad y en definitiva las ventas.

Esto no sería nada aconsejable durante el proceso de transición, en el que el D2C tendría que trabajar fuertemente en obtener su audiencia y sobre todo, retenerla.

Pero hay más

Estas son las principales desventajas del modelo D2C:

  • Inversión en tecnología: se requiere un nuevo sistema de gestión o bien renovar el existente para introducir los nuevos procesos y requerimientos, especialmente los logísticos, de marketing y de propia gestión del ecommerce. Pero también la gestión de clientes, ajustes contables , integraciones con sistemas externos y prácticamente todas las áreas de la empresa.
  • Cambio de mentalidad , un nuevo marketing: las marcas que antes sólo se enfocaban en vender a terceros y delegaban su visibilidad en estos, tienen ahora que procesar grandes cantidades de datos de múltiples puntos de contacto con la empresa, así como estar listos para acciones de marketing enfocadas en la captación de nuevos usuarios, su retención y la mejora del ROI.
  • Procesos de producción más precisos: los consumidores demandan nuevas experiencias y productos. Ahora los departamentos de producción requerirán de un control más preciso de todos sus procesos para cumplir con las nuevas exigencias así como los patrones reales de consumo.
  • Una nueva empresa: la empresa debe asumir el reto de brindar soporte a los clientes, manejar las devoluciones, mejorar su presencia de marca en distintos canales así como enfocarse en mejorar sus productos a través del contacto directo con los clientes. Es una nueva cultura empresarial.

Durante una transición al D2C, las marcas tendrán que transformarse hacia lo interno para centrarse en los clientes finales y ofrecerles justamente lo que esperan.

Aquí la experiencia de usuario en su interacción con la marca va a jugar un papel fundamental. Por lo tanto, estas empresas van a necesitar centrarse en lo que desean los usuarios, ofreciéndoles nuevas experiencias y un trato especial.

Después de todo, los exigentes usuarios D2C esperan eso de las marcas.

¿Cómo se puede crear un D2C con Odoo?

Sino hablamos de Odoo e integraciones, no seríamos Octupus Technologies. Está en nuestro ADN. Detrás de los cambios vemos oportunidades.

Un debate como este no podía terminar si antes plantear una solución con este ERP de código abierto.

Pero antes de comenzar, nuestra metodología debe aplicarse.

Todas las empresas son diferentes. Por eso,  lo primero sería una consultoría de objetivos.

Es un ejercicio conjunto de alto valor para los clientes, en donde estos entenderían si Odoo es lo que necesitan y hasta qué punto puede resolver sus necesidades, en relación a escalar a un D2C en este caso.

En nuestra página de metodología puedes entender mejor el proceso.

Para el caso del D2C, estas pueden ser algunas de las cuestiones a tratar:
  • Definir los objetivos y el alcance del proyecto.
  • Definir los grupos o potenciales clientes  a los que se desea atacar con el D2C.
  • Entender las expectativas en cuanto al producto o servicio que desean estos clientes y definir productos / servicios únicos para ellos y que perciban de alto valor.
  • Seleccionar la tecnología adecuada y un partner tecnológico.
  • Salir a producción con el mínimo producto viable (MPV) y perfeccionar continuamente el sistema en base a mediciones de experiencia de usuario y data de los compradores y su interacción.
Luego, aquí viene la parte buena. Un D2C con Odoo? Es posible!

Creemos que Odoo ERP puede ser la base tecnológica que permite toda esta personalización y automatización. Odoo, como sistema ERP todo en uno, cuenta con una serie de módulos, todos interconectados, que permiten una gestión eficiente y unificada del negocio desde una sola interfaz.

Y para un D2C, el salto a digital es bienvenido con los módulos de Odoo para web, que le permitirán crear un ecommerce, los módulos de Odoo para marketing, y la familia de módulos de Odoo de operaciones, especialmente fabricación e inventario.

Y es que no todos los ERP cuentan con la posibilidad de crear sitios web directamente desde ellos o gestionar también el marketing. Tampoco es habitual que sean escalables y personalizables en la misma medida que lo es Odoo, gracias a que es un sistema de código abierto.

Para ayudar a entender mejor el alcance de los distintos módulos, los separamos por las necesidades que estos cubren en relación a la creación del D2C.

Estos son los módulos de Odoo que se pueden usar para crear un D2C:

  • Módulos de Odoo para sitios web: Permite crear un ecommerce, un sitio web, un blog así como un foro, gestión de tickets y mucho más. Con esta familia de módulos, la parte web del D2C queda cubierta.
  • Módulos de Odoo Marketing: captar y fidelizar clientes es posible con Odoo. Disponemos del módulo estrella marketing automation, email marketing, gestión de redes sociales, sms y chat en vivo, para interactuar con nuestros potenciales compradores.
  • Fabricación: Como era de esperarse, un D2C debe gestionar también sus procesos de fabricación con el ERP. En este caso, Odoo ofrece un módulo capaz de adaptarse a cualquier tamaño de empresa, con una planificación precisa, automatizaciones, control de maquinarias, integraciones con otras apps de Odoo, y mucho más. (link a nuestro artículo)
  • CRM: Gestiona ahora los clientes viejos y nuevos con un CRM adaptable y fácil de usar. La herramienta ideal para convertir oportunidades en clientes y con la cual gestionarás tus clientes en el D2C.
  • Contabilidad y facturación: Las aplicaciones financieras de Odoo se conectan con el resto de las apps, incluyendo ecommerce y fabricación, para adaptarse a los nuevos procesos del D2C de manera automática.
  • Inventario: Para el D2C la logística es todo un reto. Ahora es necesario adaptar este proceso para hacer frente a la venta directa a los consumidores, así como para las nuevas exigencias propias del proceso de fabricación que se optimiza y además responde a nuevas estrategias enfocadas a los clientes finales. El módulo de inventario de Odoo puede asumir completamente estas nuevas funciones.
  • Analítica: Con los dashboards de Octupus para Odoo, ahora puedes tomar decisiones basadas en datos. Analiza toda la información desde una sola interfaz para entender qué acciones tomar en cada canal y establecer un rumbo para tu nuevo D2C basado en mediciones.
  • POS: Muchos D2C apuestan por su presencia física, además de la presencia online. Con el POS de Odoo, pueden coexistir las experiencias físicas y digitales, siendo posible utilizar cupones del ecommerce, promociones y descuentos del ecommerce en la tienda física y viceversa.

Expandiendo el D2C con módulos de Octupus para Odoo

Como comentamos al inicio, el D2C recién creado lleva un proceso de transición.

Cada empresa, según sus características, tendrá ciertos requerimientos, los cuales se determinan en la consultoría inicial, según la metodología Octupus.

Para muchos casos, el D2C necesita hacer una transición gradual de los distintos canales de venta hacia su canal principal, que sería una o varias web.

Es posible que aparezcan canales de ventas adicionales que antes eran administrados por terceros, como la venta en marketplaces.

Un caso típico sería por ejemplo: la marca vende sus productos a un retailer, este retailer lo vende en su sitio web, lo distribuye a una tienda física y también lo vende en Amazon.

El D2C pudiera pasar a vender directamente en este Marketplace y aprovechar las ventajas que este y otros ofrecen, como estrategia para aumentar su visibilidad y mantener cierto nivel de ventas en lo que sus esfuerzos de marketing lograr atraer y retener sus propios usuarios.

Otro escenario puede ser también la creación de una nueva línea de negocio, en este caso un ecommerce especializado en determinados productos que la empresa fabrica, el cual sería creado con Odoo, mientras que se mantienen las ventas tradicionales en marketplaces, siendo posible llevar toda la gestión tanto del ecommerce como de los demás canales de venta con Odoo ERP.

Para asistir a los usuarios de Odoo con estas necesidades, Octupus Technologies creó el módulo Odoo Multichannel.

Este es un módulo que permite conectar Odoo con distintos marketplaces y transportistas, y automatizar distintos procesos, que varían según el Marketplace en cuestión. Para muchos D2C, esto es especialmente interesante porque en gran medida ofrece funcionalidades similares a un PIM.

Actualmente nos encontramos trabajando en la versión 2.0 de Octupus Multichannel y entre las mejoras que se esperan, estarán estas relacionadas con el manejo de información de los productos entre los distintos canales de venta.

Los marketplaces a utilizar, integraciones con transportistas y automatizaciones, serán diferentes para cada empresa según el tipo de producto que vende y su modelo de negocio.

Inventario mejorado para D2C que venden más

En el proceso de escalar el D2C, uno de los principales retos son las operaciones logísticas.

Aunque el módulo de inventario de Odoo es fantástico, hay muchos usuarios que requieren un nivel de adaptación mucho mayor e inclusión de tecnologías de punta, sobre todo cuando los volúmenes de mercancía que se manejan comienzan a ser grandes. Para dar solución a estas y otras necesidades, en Octupus desarrollamos las siguientes funcionalidades para Odoo:

Antes de irnos a casa

Una tarde tan larga de debate no podía terminar sin dejar a nuestros lectores unas ideas finales. Y podemos asegurarles que las cervezas fueron pocas y no nublaron nuestro juicio 😉

Hay 3 cosas que nos gustaría se quedaran claras.

La primera es que sí, cada vez más empresas de fabricación pasan a vender directamente al consumidor final, saltándose las cadenas de suministro tradicionales. Es un hecho, los números los reflejan y parece ser que continuará siendo tendencia.

La segunda es que es posible la transición al D2C.  Trae  numerosas ventajas así como una serie de inconvenientes, especialmente en sistemas, marketing, logística y cambios profundos en la mentalidad y cultura empresarial.

Y finalmente la buena noticia es que Odoo puede hacer frente a la gran mayoría de estas necesidades y continuar evolucionando junto con la empresa, durante ese salto.

Pero, recordemos que aunque Odoo parezca Plug and Play, un software tan potente debe parametrizarse y configurarse por un especialista, con un conocimiento claro de las necesidades presentes y futuras de la empresa y de cómo mapear los diferentes procesos.

Por eso, todos nuestros proyectos comienzan con una consultoría. Es imposible implementar Odoo sin este paso previo. Y las empresas que decidan adoptar esta modalidad de venta, también la necesitarán.

También para un B2B de fabricación que evoluciona a un D2C, se requiere un proceso de renovación constante y adaptación, basado en la escucha activa de sus usuarios y análisis de grandes cantidades de datos. Por esa razón, un partner tecnológico y un sistema capaz de responder a estas dinámicas pueden definir el éxito del proyecto.

Ahora sí! Ya vamos terminando!

Si tienes un ecommerce o fabricas productos, quizás estas palabras habrán llamado tu atención. Si fue así, el primer paso lógico para salir de dudas es pedir una consultoría.

Si aún no lo tienes claro, te invitamos a la próxima cerveza o a un café con Octupus.

Después de todo, es en estas tormentas de ideas y estos análisis en los que nacen muchas soluciones. Y juntos, podemos crecer.