Diseño web enfocado en tu buyer persona. ¿Alternativa o necesidad?

Publicado por Octupus

el 11/09/2019

Hola,

¿Cómo has estado? Hoy en Octupus vamos a conversar acerca de todos esos detalles que debes tener en cuenta a la hora de crear un sitio web para tu buyer persona o comprador ideal.

Una vez definido cuál es tu buyer persona, es momento de crear las condiciones para que estas personas puedan hacer uso de tu sitio web o producto digital.

En el caso de tu sitio web, este será la cara de tu pyme en internet. Por lo tanto, debe reflejar los valores de tu empresa y cómo tu producto o servicio puede ayudar a sus clientes a resolver sus problemas.

Ya sea una página sencilla, un blog temático o un E-Commerce con un catálogo repleto de productos, la misma regla siempre debe cumplirse: debe contener un diseño web para que la persona que hará uso de él encuentre la información que necesita de manera rápida y sencilla, Debe sentirse que está en casa e interactuar sin dificultad con los distintos elementos. Queremos que sea una experiencia de usuario agradable.

Esto muchas PYMES lo suelen obviar. Y es un error imperdonable que traerá consecuencias.

Realiza el diseño web de tu sitio o producto digital teniendo en cuenta tu buyer persona. Sigue leyendo y entenderás mejor por qué.

Generar credibilidad y confianza en tu futuro cliente puede ser complejo. Es por eso que muchas de las secciones y textos que encontramos en los sitios o apps suelen estar dirigidas a lograr ese objetivo.

A continuación te mencionamos algunas de estas secciones.

Los sitios web aunque son muy variados suelen tener algunas secciones comunes que ya hoy en día todo usuario espera encontrar:

  • Formulario de Contacto
  • Una sección acerca de ti o tu empresa, o bien el equipo de trabajo.
  • Una propuesta de valor: en qué se diferencia lo que ofreces de la competencia. En otras palabras: por qué el cliente debería comprarte a ti y no a otros
  • Una galería de proyectos realizados o casos de éxito, en donde generas confianza al cliente mostrándole lo que has hecho.
  • Los productos o servicios que ofreces, bien organizados y categorizados.

También pueden aparecer otras qué varían según el sector o la creatividad de los diseñadores. Pero en todo momento debes tener claro que el objetivo de tu sitio web es que te conozcan, y  sobre todo vender.

Toda la información que incluyas debe estar ahí por una razón. No se trata de poner secciones porque todo el mundo las pone. Sino que detrás de cada texto, imagen y botón, exista una funcionalidad real y una intención de comunicar información de valor para tu buyer persona.

Incluso algo tan sencillo como el formulario de contacto no debe ser tomado a la ligera. ¿Qué información realmente necesitas de tus clientes cuando se dispongan a rellenarlo? Si pones demasiados campos a rellenar en el formulario, disminuyen las probabilidades de que alguien lo use para contactarte.

Tu sitio web debe crear en las personas interesadas la sensación de confianza, seguridad y transparencia. Y si desean contactarte debe ser posible de manera ágil. Por eso las secciones de casos de éxito, clientes con los que se ha trabajado y las galerías de proyectos o productos destacados suelen ser muy comunes.

Generar confianza es quizás uno de los factores más decisivos. Dependiendo del buyer persona, algunas cosas funcionarán mejor que otras, y con el tiempo y la experiencia en tu sector te darás cuenta que es lo que funciona mejor para tu negocio.

Las certificaciones recibidas por entidades o empresas reconocidas, premios, tiempos de garantía generosos, opiniones de clientes felices y números grandotes sobre nuestro negocio suelen crear esta sensación en los visitantes. De esta forma las probabilidades de que se decida por tu PYME son mayores.

Las opiniones de usuarios, especialmente en Ecommerces, tienen gran importancia. Está demostrado que los usuarios confían más en los criterios de otros usuarios que en lo que dicen las propias marcas. Por lo tanto, es algo que debes tener en tu lista de tareas por cumplir.

Resumiendo: La confianza debe ser tu estandarte

Genera confianza en tu buyer persona en tu sitio web

  • Muéstrales tu experiencia en lo que vendes
  • ¿Tienes un equipo de trabajo? Haz que aparezca en tu sitio web.
  • Las certificaciones o estándares internacionales de los productos que vendes deben aparecer.
  • Los casos de éxito ayudan mucho a generar confianza.
  • Permite a los usuarios que se expresen dejando comentarios e interactúa con ellos, mostrándole que estás ahí para atenderles
  • La información acerca de tu negocio debe ser clara y precisa.

Hazlo relevante para tu buyer persona y Google

¿Cómo te gustaría que el visitante a tu sitio percibiera tu marca? Innovadora, joven, estilizada, muy exclusiva, cercana, científica y seria. Ten en cuenta que este aspecto también debe estar en concordancia con tu buyer persona.

Esta percepción se logra mediante diferentes elementos, que van desde el diseño del logotipo, los colores, la tipografía y la forma de presentar los textos, entre muchos otros. Todos estos elementos formarán lo que se conoce como el branding, que no es más que el lenguaje de tu marca.

Esto puede ser un poco confuso a veces, pues se trata de algunos elementos subjetivos y con un gran porciento psicológico. Los códigos culturales de tu buyer persona y sus comportamientos sociales pueden tener un peso decisivo en tu diseño.

Es por eso que tu pyme deberá tener muy claro cómo debe mostrarse a su buyer persona para obtener la mejor interacción posible. Queremos que esa persona entre en resonancia con nuestra marca al sentirse identificada con ella.

La forma en que escribes los textos también es importante. Cómo se emplean las palabras, la longitud de los párrafos y hasta el uso de determinados recursos lingüísticos deberá tenerse en cuenta.

De hecho existe un especialista completamente dedicado a hacer esto posible: el copywriter.

Es la persona encargada de persuadir, enamorar y ayudar al visitante en la toma de determinada decisión o acción en tu sitio web. El copy –como también se le conoce- llevara la voz de tu marca mediante las palabras. Y lo hará no solo en la web, sino en cualquier medio en donde necesite estar tu pyme: en los correos que envías a tus clientes, en las redes sociales, en las campañas publicitarias.

En este punto ya debes tener claro la importancia de conocer bien a la persona que es tu comprador ideal.

Tu sitio web no será igual por ejemplo, si tu buyer persona son  jóvenes gamers que te compran teclados LED y ratones inalámbricos de juegos que si se trata de una consultora para negocios.

Los gamers se sentirán fuera de lugar en una web demasiado seria y descolorida con lenguaje lejano y técnico. De la misma forma, los que estén buscando abogados y accedan a una web de consultores repleta de colores, animaciones y una tipografía estilizada y gigante pensaran de inmediato que la web carece de seriedad y se irán corriendo.

A continuación te ofrecemos un vídeo relacionado al creador de sitios web y CMS gratuito de Odoo. Una herramienta que te ayudará en esta tarea de la mejor manera.

Posicionamiento web: ayuda a Google a que te encuentre

Ahora llego el momento de enamorar a Google. Aquí ya el asunto se vuelve un poco técnico y probablemente has escuchado hablar de él en muchas ocasiones.

Te presentamos la situación brevemente para que entiendas su importancia y las ideas básicas.

La mayoría de los clics en los resultados de búsqueda al hacer una consulta en Google se los llevan los primeros resultados. Mientras más abajo están en la lista, menos probable es que alguien lo vea.

Por lo tanto, uno de los objetivos fundamentales que deberás marcarte con tu sitio web es que cuando alguien esté buscando lo que vendes, te encuentren. De nada vale tener una web hermosa y funcional si nadie la puede ver.

En los buscadores tienes dos formas de lograrlo: pagándole a Google para que muestre un anuncio tuyo en los resultados de búsqueda, o bien de manera “natural” cuando tu sitio se posiciona por su relevancia en los primeros resultados. A este último se le conoce como posicionamiento orgánico.

Al conjunto de acciones encaminadas a lograr ese posicionamiento orgánico se le conoce como SEO o Optimización para Motores de búsqueda.

Usualmente se puede separar en dos grandes grupos. Uno técnico, en donde se optimiza el servidor, el tiempo que demora en cargar la web, el uso de etiquetas y determinados códigos de programación, entre otros.

La otra parte es aquella en la  se optimizan los textos de manera que Google al indexar la página entienda por sus etiquetas, título y contenido en general, cuales son las palabras claves principales que puede utilizar para indexarla en los resultados de búsqueda. De esta forma sabrá que ante determinada consulta que haga un usuario, tu sitio web puede estar en la lista de respuestas.

Sí. Google tiene unos robots que no son más que unos programas que recorren el código de tu sitio web en busca de determinadas etiquetas o señales que le indican cómo está estructurado y dónde está el contenido.

Google no podrá “interpretar” si tu sitio es agradable o de buen diseño estético o si las imágenes están bonitas. Eso lo harán las personas. Ya estás avisado: un sitio hermosamente diseñado no va a posicionarse por esa razón exclusivamente.

Como los sitios webs pueden cambiar, esa inspección debe hacerse con regularidad. No sabemos a ciencia cierta cuando Google pasará a revisar tu sitio nuevamente, aunque no suele demorar más de 2 a 3 semanas en hacerlo. Por esa razón, toma cierto tiempo posicionarse en Google de manera orgánica.

A no ser que tu sitio web hable sobre un tema realmente nuevo del que nunca se haya escrito, lo más probable es que te enfrentes a una fuerte competencia en el buscador para que tu resultado salga más arriba. Los que trabajamos en SEO le llamamos competencia orgánica.

Los términos de búsqueda que introducen los usuarios en el buscador son conocidos como palabras claves.

Muchos software para gestionar el SEO le asignan métricas, como dificultad de posicionamiento, potencial, volumen de búsqueda mensual, y muchas otras que sirven para que los especialistas SEO identifiquen donde están las mejores oportunidades y los resultados de sus optimizaciones.

Cuando nos vamos a las campañas de pago en Google Adwords, pues resulta que las palabras claves tienen un costo. Ya lo habíamos dicho, en esta modalidad hay que pagar para salir.

Varios competidores hacen una puja y ponen su oferta, mientras Google determina si tu anuncio es apto para mostrarse según lo que hayas pagado, la calidad de los anuncios que hayas redactado y otros factores.

Habrá palabras muy caras y otras muy baratas de apostar. Por lo general mientras más cercanas estén a la intención de compra más cara serán. También varían grandemente según el sector.

Hay muchas formas de pagar la campaña, como por ejemplo, el llamado costo por clic.

En esta modalidad, si publicas un anuncio apostando por la palabra clave “comprar relojes Madrid” y alguien da clic sobre él cuando lo ve en Google, te descontarán el costo equivalente al precio de la palabra en ese momento, incluso cuando la persona al llegar a tu web no haya decidido comprar ningún reloj.

Cuando se agote el presupuesto, los anuncios dejarán de publicarse y tu web se mostrará solo en los resultados de búsqueda orgánicos.

Finalmente queremos mencionar que hay una parte un poco más técnica, relacionada con la calidad del proveedor de hosting, la velocidad de carga de la página, los enlaces rotos y otros parámetros que Google también analiza para definir que ranking asignar a tu sitio.

En los últimos años Google ha hecho énfasis especialmente en las versiones de los sitios web para dispositivos móviles. Tal es así, que penaliza fuertemente a aquellos sitios que no la tengan. Por lo tanto, tu sitio web debe estar optimizado también para su visualización desde teléfonos y tablets.

La velocidad de carga y la cantidad de datos que se transfieren es fundamental aquí, teniendo en cuenta que muchos planes de datos de operadores de telefonía móvil tienen asociados un costo por consumo, y que en muchos casos la velocidad de la conexión será menor que su contraparte cableada o Wifi.

La idea que queremos que te lleves es la siguiente: Una web linda no va a posicionarse por esa razón en los primeros resultados. Necesitas estructurar la información en tu sitio web de manera que sea comprensible y relevante para las personas y además para Google. Así de simple.

Lograrlo conlleva crear textos que contengan palabras claves específicas por las que quieres ser encontrado en Google, y que a la vez sea de valor para las personas que visiten tu sitio web.

En ese sentido, la metodología Inbound Marketing, te dará una mano para lograr atraer a tu buyer persona hacia tu sitio web a la vez que te ayuda a posicionar contenidos en Google.

Y esta es sólo una pequeña fracción de lo que deberás tener en cuenta.

Además debes saber que es toda una especialidad que está en constante cambio debido a las variaciones en los algoritmos que utiliza Google para mostrar los resultados más relevantes.

 

Resumiendo: 

  • Crea un diseño que esté acorde a lo que tu buyer persona espera cuando entre a tu web. Hazlo coherente con sus aspiraciones y gustos.
  • La forma en que escribes determinará el lenguaje de tu marca. Debe ser el mismo a lo largo de todos los medios en donde aparezca, y debe comunicar con precisión a tu buyer persona.
  • Cuida el branding. Respeta los estilos de letra, colores, tu logotipo y todos los elementos gráficos de tu diseño. Tu buyer persona debe reconocerte fácilmente.
  • El diseño y las imágenes de tu sitio deben estar enfocadas en tu buyer persona. No lo hagas a tu gusto y semejanza. Tampoco a Google le interesa si está más lindo o no. No se entera.
  • Escribe contenido en primer lugar para las personas, y luego para Google. Pero los dos son importantes
  • Si quieres que te encuentren en Google, escribe acerca de los problemas que tu producto o servicio resuelve a tu buyer persona y que las personas estén buscando.
  • Posicionar en Google requiere gran esfuerzo, pero sobre todo paciencia, pues toma tiempo.
  • Las campañas de pago en Google Adwords sirven para promocionar tu negocio y también contenidos. Úsalas de manera inteligente.
  • Cuida el SEO técnico y optimiza tu sitio web para su vista en versión móvil. La mayoría de los usuarios la consultarán por esa vía.
  • Debes estar constantemente atento al SEO en tu sitio web. Las cosas cambian con rapidez y la competencia en Google es fuerte, casi siempre.

La experiencia de usuario y la usabilidad web son importantes

Otro tema importante será la experiencia de usuario en tu sitio. ¿Estarán claramente accesibles los botones? ¿La navegación está bien estructurada y es natural e intuitiva? ¿Ayuda tu sitio al usuario novato a identificar los errores y resolverlos, como por ejemplo, si introduce mal una contraseña en un campo?

Más allá de un grupo de convenciones universalmente reconocidas, como íconos estandarizados, botones de navegación, formularios… la persona a la que tu sitio web o app va dirigida puede tener una gran influencia en cómo se va a presentar la información e interactuar con ella.

Imagina un web de recetas de cocina. Piensa en uno de tus buyer personas más probables: las mujeres en casa que estarán consultando el sitio mientras intentan seguir los pasos de una receta. ¿Cómo debería ser el tamaño del texto? ¿Qué hay de los botones? ¿Las fotos que tamaño ocuparían en el diseño?

Si asumimos que la persona probablemente tenga las dos manos ocupadas mientras intenta replicar la receta y ocasionalmente mira la web desde su móvil y lo opera, pasará la mayor parte del tiempo viendo la pantalla desde lejos.

Sería completamente frustrante interrumpir lo que se está haciendo para acercar el móvil e interactuar con él porque las letras son tan pequeñas que no se ven si se coloca el móvil sobre la mesa mientras se prepara la receta.

Y si hubiese un botón para ir al siguiente paso de la receta, debería ser grande y visible, pues la persona quizás esté usando guantes de cocina o tenga las manos sucias de la manipulación de alimentos. Así evitamos la posibilidad de que la pantalla del móvil no detecte el toque, al hacer el área accionable más amplia.

Pero vayamos un paso más allá. ¿Por qué no usar un podcast? ¿Y si la receta se puede narrar en audio para que la persona no tenga que consultar el móvil en ningún momento?

El tema de la usabilidad y la experiencia de usuario están estrechamente relacionados y que apenas te presentamos en este libro. En sí mismas son disciplinas importantes a día de hoy y que han ido aumentando su relevancia en el contexto de la transformación digital que estamos viviendo.

La idea más importante que debes llevarte es la siguiente: conoce bien tu buyer persona y diseña tu sitio web o tu app pensando en cómo lo va a usar.

Ponte en la piel del buyer persona.

Investiga a fondo todos los escenarios de uso, realiza pruebas, entrevistas, entiende sus hábitos y lo que espera de ti. Sólo de esta forma podrás realmente ofrecerle un producto que elimine toda frustración a la hora de usarlo y que permita una interacción fluida y agradable.

Resumiendo: Usabilidad y experiencia de usuario

  • Un producto digital o sitio web que presente problemas de usabilidad terminará siendo abandonado por las personas.
  • Conoce bien a tu buyer persona, entiende el contexto en que accederá a tu sitio web o app y diseña de forma tal que se sienta a gusto y resuelva su problema.
  • Utiliza entrevistas, realiza pruebas, encuestas y cualquier otro método para entender que espera tu buyer persona.
  • No olvides las convenciones: iconos, menús, botones, formularios. Aunque no debes apartar la creatividad, en las primeras etapas ve por lo seguro.

Tu combinación de éxito: buyer persona, confianza, motores de búsqueda.

La Transformación Digital ha cambiado radicalmente la forma en que los usuarios ven a las empresas.

Tener un sitio web bien diseñado y enfocado a tu buyer persona o comprador ideal puede ser un factor que dispare tus ventas. Sino lo haces, lo más probable es que pierdas oportunidades y que tu empresa ofrezca una imagen que no refleja los valores que realmente se quieren transmitir.

A día de hoy es necesario manejar muchos detalles que de por sí solos son temas complejos y que requieren atención.

A nuestro juicio lo más importante siempre va a ser centrar todos tus esfuerzos en tu buyer persona. Saber qué necesita, dónde está y cómo puedes ayudarle.

Partiendo de este principio tu sitio web y la forma en que estos usuarios interactúan con él deben estar optimizados para que la experiencia de uso y la información se presenten de manera útil y sencilla.

Luego, necesitarás que te encuentren. Tu sitio web puede ser excelente, pero si no te ven en Google no existes. Y no solo eso, debes intentar estar en las 10 primeras posiciones para obtener mejores oportunidades.

Odoo, el software de gestión de empresas, cuenta con un módulo específicamente para diseñar sitios web y Ecommerces. Este viene optimizado desde el punto de vista de la usabilidad, el diseño adaptado a dispositivos móviles.

Y lo mejor de todo: cuando tu negocio quiera crecer, y quieras integrar tu sitio web con una tienda, almacén, automatización de marketing y contabilidad, lo puedes hacer con unos pocos clics.
Esta es una opción más que puedes considerar.

Muy pronto te contaremos sobre este interesante tema en el blog.

Esperamos te haya gustado el artículo, y no dudes en compartirlo con tus amigos y dejarnos unos comentarios.

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Utilizamos cookies para garantizar una mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra Política de cookies. Para mas información consulte nuestra. Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Abrir chat